¿No tienes e-firma? Prepárate para esperar hasta 3 meses para lograr obtener una cita.

El Coronavirus, mejor conocido como COVID-19, ha afectado en todos los sectores económicos. Si bien es cierto que a unos más y a otros menos, durante estos días de confinamiento los negocios han sufrido para continuar con su operación.

Desde finales de marzo, que en nuestro país se decidió entrar en confinamiento, se suspendieron los trámites presenciales del Servicio de Administración Tributaria, afectando de sobremanera, el andar tanto de personas físicas como de personas morales, y peor aún para las personas que ante la pandemia decidían emprender un negocio para hacerle frente. Se veían frustrados ante el hecho de que para obtener la e-firma o firma electrónica hay que asistir a alguna Administración del SAT y estas cerraron sus puertas.

Para que una persona que se da de alta pueda realizar un trámite vía internet, primero tiene que contar con su clave CIECF y para algunos trámites, en especial para la facturación se debe de contar con la e-firma, ya sea para realizarlo desde el portal del SAT o bien para obtener el certificado de sello digital, que permita hacerlo con algún sistema.

Los emprendedores se toparon con el hecho de que en el SAT no había citas, por lo cual la autoridad creó una herramienta llamada SAT ID, sin embargo esta en vez de ayudar, a muchas personas no les permitió llevar a cabo su trámite, sobre todo en el caso de la firma electrónica, ya que esta sólo era para las personas que la quisieran renovar y que su revocación no fuese mayor a un año.

Esta herramienta, en mi opinión fue un fracaso. Pedía un mail, después foto de alguna identificación oficial, incluso pedía que se hiciera un video frente a la computadora, diciendo alguna frase que arrojaba al azar. Hubo personas que desistieron en su intento y simplemente ya no pudieron llevar a cabo el inicio de un negocio formal.

Aunado a lo anterior, nos pegamos de frente con el hecho de que existen sitios en internet, los cuales deben de estar coludidos con el personal que labora en el SAT, que estaban vendiendo las citas, para que pudieras tener acceso a realizar un trámite.

Así es que, si hoy en día deseas hacer un trámite presencial ante el SAT, simplemente prepárate para esperar por horas en la línea telefónica, o estar pegado a tu computadora para ver si alguien canceló su cita, o bien esperar hasta tres meses para que te otorguen una. Ah, y si tenías intención de poner algún negocio, cerciórate que en un principio no tengas que emitir facturas, ya que esto, va para largo.

Luis Arturo Vargas

C.P. Luis Arturo Vargas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *